Familia

Para ser felices : sonrié. La droga mas adictiva

Para ser felices : sonrié. La droga mas adictiva

 

Qué gran misterio encierra una sonrisa, es un don que se nos ha conferido a todas las personas, pero muy pocas entienden que debe ser acaparado como un tesoro. La misma naturaleza nos da ejemplo, con la sonrisa diaria con que nos saluda la aurora, como si se abriera una puerta de entrada a la vida, como si en el cielo todo fuera sonrisas, y se vive apasionado por ella.

Podemos hacer con una sonrisa, que a los demás por algún momento se les olvide que existe el mal, borrar la melancolía de su día, abrir su hermetismo y sinceridad interior, descubrir en ella un escudo para las flechas  de la crítica, evitar que sus vidas sean  como esas estrellas que palidecen hasta desparecer, y hacerles el día menos caluroso.  Todo esto se reduce en hacernos y hacerles la vida más tranquila a los demás, ideal del vivir en sociedad.

Qué gran aporte podemos hacer entonces nosotros a la sociedad, al sonreír al vecino, al amigo, al jefe, al compañero de trabajo, al desconocido que tal vez está nadando exhausto hasta la orilla, y podemos con una sonrisa encenderle luces de fiesta.  No encerremos este misterio maravilloso y sonriamos siempre.

Sigue Leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close