Sociedad

Cadena de Favores – Cuento para adultos y niños para fomentar la solidaridad.

CADENA DE FAVORES

 

– “¿Eres un ángel?”, preguntó la niña de tez morena, coleta deshecha y vestido raído.

Aún resonaban las palabras de la pequeña en su cabeza y se le humedecían los ojos al recordar aquella carita sucia, el cuerpo delgado y débil pero vivaracho y lleno de energía. Mientras esperaba su turno en la caja del supermercado, había presenciado cómo aquel cuerpo menudito que estaba delante de ella se ponía nervioso conforme se acercaba el momento de pagar y miraba con miedo las monedas que tenía en sus diminutas manos, temiendo que no serían suficientes para pagar la leche que el bebé necesitaba.

 

Cuando se confirmó lo que temía y se vio en la vicisitud de no poder comprar la leche que tanto urgía, la señora que estaba detrás de ella, le cogió de la mano, y con dulzura, le preguntó si había comido ese día y si había en casa algo para cenar. Negó con la cabeza. Sin soltarle la mano, fueron de pasillo en pasillo, llenando la cesta de víveres básicos para un par de comidas nutritivas y un sustancioso desayuno. Ya en la puerta del supermercado, la niña le había preguntado con ojos vidriosos, “¿eres un ángel?”.

 

No era un ángel, pero seguía la cadena de favores que comenzara años atrás, por la que cuando recibes algo bueno, muestras agradecimiento haciendo algo por o para alguien. Recibes porque das, das porque recibes. Ahora aquella niña llevaría la cadena a su mundo, y, eslabón a eslabón, ésta seguiría creciendo.

 

Ahora te toca a ti. Haz una acción, aunque sea minúscula, que haga feliz a alguien. No tiene que ser ayuda económica, puede ser alimento para el alma: un comentario halagador, palabras de apoyo, ayudar en casa, una sonrisa…añade un eslabón.  

Sigue Leyendo

1 thought on “Cadena de Favores – Cuento para adultos y niños para fomentar la solidaridad.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close